por-que-verstappen-sufre-tantos-problemas-con-el-drs

Cargar reproductor de audio

Mientras el piloto de Red Bull luchaba por recuperar terreno y remontar tras un error que le mandó a la grava en la vuelta 9, sus opciones de pasar a George Russell se vieron perjudicadas por un DRS que no funcionaba de manera consistente.

Los problemas de activación del alerón móvil ya le habían afectado en la clasificación e impidieron que Verstappen tuviera la posibilidad de jugarse la pole con Charles Leclerc en su último intento.

Eso había llevado al equipo a realizar cambios en condiciones de parque cerrado antes de la carrera para tratar de resolver el problema.

En el informe del delegado técnico oficial de la FIA previo a la carrera, que indica qué piezas se cambian sin penalización porque son de una base similar, Red Bull optó por reemplazar el activador del DRS y los pasadores que mueven el flap del RB18 de Verstappen.

Claramente, eso no fue suficiente para resolver el problema por completo, lo sugiere que el contratiempo va más allá del fallo de un solo elemento.

Los mecánicos trabajan en el DRS de Max Verstappen, Red Bull RB18

Los mecánicos trabajan en el DRS de Max Verstappen, Red Bull RB18

Photo by: Giorgio Piola

De hecho, como se puede ver en la imagen de arriba, el problema no parece girar únicamente en torno al mecanismo del activador.

Como muestra esta foto exclusiva, parece que la escudería austriaca estaba preocupada por las grietas o fracturas relacionadas con el estrés que pudieron haber encontrado durante las revisiones del alerón después de la clasificación.

Como tal, repararon una gran sección de la aleta superior, y volvieron a pegar las pegatinas con los logos de los patrocinadores antes de que el coche llegara a la parrilla.

Curiosamente, aunque Sergio Pérez no había sufrido el problema en la clasificación y no se reemplazó el activador de su DRS ni los pasadores antes de la carrera, se aplicaron las mismas correcciones en la aleta superior de su alerón trasero.

También lee:

El problema del DRS tiene similitudes con los que sufrió el equipo hacia el final de la temporada pasada. Sin embargo, no está claro si es el mecanismo el que causa un fallo del flap inducido por el estrés, o viceversa.

Hablando después de la carrera del GP de España, el director del equipo Red Bull, Christian Horner, sugirió que el problema giraba en torno a que el equipo hizo las piezas demasiado ligeras en ese área del coche, con un alerón potencialmente más flexible y susceptible a daños.

«Por supuesto, estamos buscando cada gramo de rendimiento y el peso también es un factor», explicó. «Tal vez hemos sido demasiado ambiciosos en eso».

«Pero creo que debemos entender exactamente cuál es el problema porque pensamos que teníamos una solución. Desgraciadamente, no resultó ser una solución fiable para toda la carrera».

Los primeros signos de problemas con el DRS de Red Bull aparecieron en el Gran Premio de Países Bajos de la temporada pasada, cuando Verstappen no pudo abrir el flap de su ala en el camino hacia la meta durante la clasificación.

No hubo más problemas durante ese fin de semana, pero las reparaciones entre la clasificación y las carreras se convirtieron en un tema recurrente durante los últimos grandes premios de 2021.

También se notó, en esas últimas carreras, que el fallo del flap y del mecanismo del DRS iba acompañado de un aleteo del flap superior cuando se desplegaba el DRS, algo que también se vio en los entrenamientos libres del Circuit de Barcelona-Catalunya.

Red Bull estará ansioso por resolver esos problemas lo más rápido posible. Porque no solo tiene una lucha directa abierta contra Ferrari, sino que, como demostró el Gran Premio de España, Mercedes también se ha convertido en un factor que hay que vigilar a partir de ahora.