verstappen-sufrio-una-falla-en-la-radio-en-el-duelo-con-sainz-en-canada

Cargar reproductor de audio

Verstappen se estaba acercando a su rival de Ferrari, Sainz, después de hacer su segunda parada en boxes, sólo para que el coche de seguridad apareciera en pista a falta de 21 vueltas después de que Yuki Tsunoda se estrellara en la curva 1.

Esto significó que después de que Sainz entrara en boxes, salió justo detrás de Verstappen con neumáticos que eran cinco vueltas más frescos, dándole una ventaja para la parte final de la competencia.

Después de que la carrera volviera a ponerse en verde a falta de 16 vueltas, Sainz se puso rápidamente al alcance del DRS de Verstappen y aumentó la presión en las etapas finales, y comenzó la última vuelta a sólo cuatro décimas de segundo por detrás del Red Bull.

Pero Verstappen aguantó para ganar la carrera por menos de un segundo, marcando su sexta victoria de la temporada y ampliando su ventaja al frente del campeonato de pilotos a 46 puntos sobre Sergio Pérez, quien debió abandonar.

Después de la carrera se supo que Verstappen había sufrido un fallo de radio justo antes de que la carrera volviera a ponerse en verde, lo que significó que el muro de boxes de Red Bull no podía escucharlo en el coche, aunque podía recibir instrucciones de su ingeniero de carrera, Gianpiero Lambiase.

«No funcionó más, decidió parar», dijo Verstappen. «No tengo ni idea de cuándo se paró, pero en un momento dado, GP me dijo que ya no funcionaba».

«Supongo que debía funcionar antes, o ya no funcionaba antes, ¡lo que probablemente no les importaba! Mientras pueda escuchar, eso es lo más importante».

También lee:

Max Verstappen, Red Bull Racing RB18, cruza la meta en Montreal

Max Verstappen, Red Bull Racing RB18, cruza la meta en Montreal

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

El jefe de Red Bull en F1, Christian Horner, señaló que la radio estaba «muy tranquila» antes de que el equipo se diera cuenta de que no podía oír a Verstappen.

«Sólo había un tráfico unidireccional de GP a Max, sólo dándole las diferencias, pero nada viniendo del coche», dijo Verstappen.

«Resulta que la radio no estaba funcionando, o ciertamente él podía oírnos pero nosotros no podíamos oírlo».

Verstappen había tenido el control de la carrera en los primeros compases antes de que Red Bull optara por llamarlo a pits ante el Virtual Safety Car causado por el retiro de Pérez.

Verstappen reveló que no estaba seguro de si alcanzaría a Sainz, que sólo había entrado en boxes una vez y tenía ocho segundos de ventaja antes de entrar en pits como reacción al coche de seguridad por el accidente de Tsunoda.

«No estaba seguro de si habría cerrado completamente esa brecha en el final de la carrera», dijo Verstappen.

«Entonces salió el coche de seguridad, y tampoco estaba muy contento con eso, porque sabía que él tendría neumáticos frescos detrás de mí, y ya creo que con un poco más de ritmo en comparación conmigo, era difícil de defender».

Pero Horner dijo que «todas las métricas que tenemos muestran que lo habría alcanzado y pasado a falta de unas 10 vueltas».

«Las últimas 15, 16 vueltas, íbamos a tope, empujando hasta el límite, y sabía por supuesto que no podía cometer un error», dijo Verstappen sobre la parte final para mantener a Sainz a raya.

«Fue una buena carrera. Siempre es más agradable poder empujar en un coche de Fórmula 1 en lugar de limitarse a ahorrar los neumáticos».