video:-schumacher-califico-de-extrano-su-choque-en-monaco

Cargar reproductor de audio

Mick Schumacher perdió el control de su monoplaza Haas F1 al pasar por la chicane de la Piscina en la vuelta 26 de la carrera, saliéndose a la derecha de la pista. Su coche chocó con el guardarriel antes de impactar con la barrera TecPro a la salida de la curva.

El accidente hizo que la parte trasera y la caja de cambios de su Haas VF-22 se desprendieran en el impacto, pero Schumacher se apresuró a informar por radio de que estaba bien.

La carrera fue inicialmente puesta bajo un coche de seguridad virtual antes de que un coche de seguridad fuera desplegado en la pista. Control de carrera decidió finalmente sacar la bandera roja para que se pudieran completar las reparaciones de la barrera.

Schumacher fue trasladado al centro médico por precaución tras el accidente, pero el personal de la FIA le dio el alta rápidamente.

Al llegar al corralito de los medios de comunicación, Schumacher confirmó que se sentía bien, y que estaba confundido por cómo había perdido el control del coche.

«Me sentí muy raro», dijo Schumacher.

«Por lo que vi en el vídeo, parecía que estábamos como 10 centímetros más lejos. Y eso provocó tal vez que tocara una mancha de humedad o lo que hubiera sido con la rueda delantera, que luego se tradujo en un deslizamiento de la rueda trasera”.

«Ahí es donde básicamente la parte trasera se dio la vuelta. Traté de corregirlo y por eso se fue hacia la izquierda”.

“Fue algo muy desafortunado y me dejó muy molesto”.

Mick Schumacher, Haas VF-22 crash

Mick Schumacher, Haas VF-22 crash

Photo by: Steven Tee / Motorsport Images

El accidente de Schumacher marcó el final de la carrera para Haas después de que su compañero de equipo Kevin Magnussen se viera obligado a abandonar unas vueltas antes por un problema en su coche.

Magnussen dijo que era «un problema de la unidad de potencia», y que sentía que su ritmo al margen de los puntos en ese momento había sido bueno.

«Iba bien, estábamos en P11, mucho más rápido que [Valtteri] Bottas», dijo Magnussen.

«Tenía muchas ganas de hacer esa parada en boxes. Acababa de decirle al equipo que quería entrar en boxes con slicks, un par de chicos por detrás ya habían entrado en boxes con intermedios, nosotros todavía estábamos en mojado y queríamos ir directamente a los slicks, y esa era una gran oportunidad». 

«Estoy muy decepcionado, por supuesto por mí y por el equipo, porque perdimos una buena oportunidad de sumar puntos y de remontar tras un día decepcionante». 

«El coche iba muy bien, tenía muy buen ritmo en estas condiciones. Así que sí. A la siguiente».

También lee: