BYD actualiza su coche más exitoso: mantiene los precios pero aumenta las autonomías

Hasta que llegue el BYD Seagull a Europa, todavía no sabemos cuándo será eso, el Dolphin seguirá siendo la puerta de acceso a la compañía. Lanzado en nuestro mercado hace poco más de un año, los chinos disfrutan ya de una evolución. BYD acostumbra a renovar cada año sus coches eléctricos, mejorando características técnicas y mecánicas que los hacen más atractivos. El Dolphin 2025 trae consigo novedades más importantes de lo que cabría esperar teniendo en cuenta que por fuera apenas hay diferencias con la versión anterior.
No hace falta que busques, ya te lo decimos nosotros. La carrocería y los detalles del Dolphin 2025 son iguales a los que ya conocemos en los Dolphin de 2023 y 2024. La estructura empleada es la misma, la archiconocida plataforma 3.0 que BYD emplea en toda su gama de productos eléctricos. Eso quiere decir que las medidas no se ven alteradas. Se mantiene en el segmento de los utilitarios gracias a sus 4,29 metros de largo, 1,77 metros de ancho y 1,57 metros de alto para una distancia entre ejes total de 2,7 metros. El volumen de carga tampoco sufre modificaciones y mantiene una capacidad mínima de 345 litros.
En poco tiempo el Dolphin ha cosechado el éxito. Recientemente, BYD ha anunciado la producción de la unidad 700.000. Cifra alcanzada en apenas 3 años de vida. Si bien todavía no hemos podido echar un vistazo al interior, nada hace suponer que los chinos hayan realizado profundas modificaciones en la estructura o en los acabados. El Dolphin siempre ha mostrado un habitáculo bien presentado, algo extravagante, pero muy resolutivo en cuanto a tecnologías y espacio. Dentro del equipamiento destaca la pantalla central giratoria. Suponemos que esta se mantendrá o, más previsiblemente, se mejorará con nuevas funcionalidades.
Sin embargo, donde BYD acostumbra a centrarse es en el apartado mecánico. El nuevo Dolphin trae consigo un paquete de baterías de mayor capacidad tanto para las versiones de acceso como para los modelos de gama alta. La batería más pequeña ofrece 44,93 kWh de capacidad con química LFP y una autonomía máxima oficial de 420 kilómetros en ciclo CLTC. Las variantes superiores incrementan el alcance hasta los 520 kilómetros, homologación CLTC, gracias a una nueva batería de fosfato de hierro y litio con una capacidad de 60,48 kWh. En cuanto a rendimiento, las potencias anunciadas siguen siendo las mismas, entre 95 y 204 caballos, aunque por ahora, a Europa, sólo han llegado las versiones más potentes.
Se espera que gracias a esta actualización finalmente aterricen las unidades de gama baja que le permitirán ofrecer un precio aún más competitivo. A pesar de las novedades mecánicas, BYD mantiene las tarifas en China. En España se comercializa en dos niveles de equipamiento, Comfort y Design, con un precio mínimo de 31.980 euros. Es posible, o al menos se espera, que las unidades de acceso consigan reducir significativamente ese presupuesto hasta situarlo por debajo, o al menos cerca, de la frontera de los 25.000 euros. Se prevé que el BYD Dolphin 2025 llegue a Europa a mediados del próximo año, aunque la marca no ha querido proporcionar detalles exactos sobre la estrategia.
Ingeniero de carrera y periodista de motor por placer y pasión. Redactor de Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.
Temas

source

Relacionadas