La expansión internacional de BYD: primero China, ahora Asia y después el mundo entero

BYD arrasa en ventas allí donde va, y aunque la preocupación más grave para la competencia está en el territorio original del fabricante, China, lo cierto es que la marca asiática está empleando una estrategia de crecimiento internacional sin precedentes, y acaba de producir los primeros vehículos en su nueva fábrica de Uzbekistán.
Es un lote inicial, resultado del acuerdo que tienen con el Estado del país de Asia Central, que también aprovecha las instalaciones para producir vehículos con el emblema de UzAuto Motors, que es la marca que funciona con el dinero público.
Y el primer automóvil que ha salido de estas líneas de montaje es el BYD Song Plus DM-i Champion Edition, que es precisamente un híbrido enchufable que también ha llegado a Europa, y a España.
En nuestro país, este modelo se vende bajo el nombre de BYD Seal U DM-i, también en su formato PHEV, con el esquema mecánico híbrido enchufable de quinta generación de la marca china que en Híbridos y Eléctricos ya hemos probado.
De forma paralela al modelo que produce BYD en Uzbekistán, para la marca estatal se construye el Destroyer 05 Champion Edition. Entre ambos, la producción anual debería alcanzar las 50.000 unidades, en su primera pase, para después finalizar con un volumen de hasta 300.000 coches, con los que suplir al mercado de Asia Central.
Otro territorio más que BYD pretende copar, como ya está haciendo con el local (China) y como empieza también a sobresalir en otros puntos del extranjero más alejados, como Japón y Europa.
Cabe recordar que el crecimiento de la producción y los reducidos precios de BYD están haciendo posible que las ventas de coches electrificados se superen cada día más, pues con sus eléctricos e híbridos enchufables ya vende en China más que Tesla, Li Auto, Xiaomi, Volkswagen y otros seis fabricantes más juntos.
Pero es que junto a CATL, suman casi el 80% de la fabricación de baterías para vehículos eléctricos a nivel mundial, lo que quiere decir que prácticamente todos los países son dependientes de China (y de sus dos fabricantes líderes).
El objetivo a corto plazo de BYD, ya para 2025, es haberse convertido en el constructor número uno del mundo, algo que tiene cerca si continua avanzado sin freno por todo el planeta.
Esta nueva fábrica de Uzbekistán se una a la que ya opera en Tailandia, así como a los planes de expansión internacional más venideros, como son la planta de Brasil, y unas instalaciones en Hungría con las que BYD evitará los aranceles de importación que pudiera haber en los próximos años en Europa.
Recordemos que el 4 de julio deberían ponerse en marcha los anunciados desde la Unión Europea, que hace unos días se rebajaron ligeramente. Aunque también hay rumores de que las conversaciones entre el Gobierno Chino y el europeo podrían acabar con la eliminación de estas tasas, o con una bajada mucho más importante que la última anunciada.
Redactor de Híbridos y Eléctricos, cubriendo toda la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible. Licenciado en Comunicación Audiovisual y Ciencias de la Información por la Universidad de Málaga. Cursó el máster Comunicación y Periodismo Deportivo en la Universidad Europea. Además, ha trabajado en medios de comunicación del motor como Autopista, Motor1 y SoyMotor.
Temas

source

Relacionadas