Lamborghini ha tomado una arriesgada decisión con su coche eléctrico, diferente a la de Ferrari

No es nada fácil desarrollar un coche 100% eléctrico cuando te has dedicado a fabricar y vender algunos de los superdeportivos con motor de combustión más populares del mundo. Pero, tarde o temprano, no les va a quedar otra que ponerse al día del mercado y de la normativa.
En el caso de Lamborghini, lo hará con el denominado Lanzador, cuyo prototipo ya se ha dejado ver, de momento en estático. Y es que todavía es pronto para saber lo que podemos esperar exactamente del superdeportivo eléctrico, pues la intención es tenerlo listo para el año 2028.
Quiere decir que se retrasará un poco más que el de Ferrari, pues la firma del cavallino rampante ha asegurado que el año que viene ya tendrá en su catálogo un modelo 100% eléctrico.
Lo más curioso es que ambos fabricantes, rivales eternos, han tomado una decisión muy diferente en un sentido, lo que podría marcar la pauta a la hora de decantarse por una firma u otra.
Hablamos del sonido que tendrán sus automóviles cero emisiones. Y es que mientras que Ferrari asegura que sus coches a baterías tendrá un sonido propio, lo que significa que harán algo más que imitar el mítico rugido de las mecánicas de combustión, Lamborghini ha dicho todo lo contrario, o al menos eso es lo que se entiende.
Dos decisiones arriesgadas y opuestas, aunque lo cierto es que todavía hay algo de incertidumbre en el aire, pues el director técnico de Lamborghini, Rouven Mohr, siempre ha dejado claro que el Lanzador estará equiparado a sus tradicionales coches con mecánica V10.
Suponemos que se refiere a las prestaciones y a la experiencia de conducción, pues ha dejado claro que “sería inútil intentar replicar la personalidad de estos motores en un coche eléctrico”. 
Eso choca bastante con la manera en la que tratarán de mantener el espíritu de la marca en sus futuros vehículos eléctricos, pues el sonido es uno de los aspectos más característicos y valorados por los propietarios y los amantes de este tipo de automóviles de altas prestaciones.
Como sea, Ferrari también habla de su modelo eléctrico como de “un verdadero Ferrari”, aunque hay detalles por ver cómo se solucionan, como la ausencia de una caja de cambios convencional con cambios secuenciales.
A este y otros retos, Lamborghini se ha limitado a decir que tratarán de modernizarse y evolucionar para que la gente acaba decidiéndose por sus superdeportivos eléctricos, en lugar de los de otros rivales, como es el caso de Ferrari.
Y si algo tienen claro, es que una aceleración exageradamente rápida no será suficiente para convencer en el mercado de los coches sin emisiones.
Redactor de Híbridos y Eléctricos, cubriendo toda la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible. Licenciado en Comunicación Audiovisual y Ciencias de la Información por la Universidad de Málaga. Cursó el máster Comunicación y Periodismo Deportivo en la Universidad Europea. Además, ha trabajado en medios de comunicación del motor como Autopista, Motor1 y SoyMotor.
Temas

source

Relacionadas