Los 'kei car' japoneses también son eléctricos: Mitsubishi acaba de vender 3.000 al mismo cliente

Mitsubishi Motors ha recibido un pedido de 3.000 unidades de su Minicab EV, un pequeño vehículo eléctrico comercial con la filosofía kei car japonesa y un fin muy claro y definido.
El cliente no es otro que Japan Post, la compañía de correos de Japón, que utiliza este pequeño kei car eléctrico para sus repartos en las ciudades. Y no son precisamente unos novatos en la materia: Japan Post tiene más de 5.000 unidades del modelo anterior, el Minicab MiEV, que lleva utilizando desde 2013.
Dicho de otro modo: Japan Post sumará un total de 8.000 unidades entre las dos generaciones del Minicab, lo que le convierte sin duda en uno de los mayores clientes de Mitsubishi. Cuando Mitsubishi presentó el nuevo Minicab EV en noviembre del año pasado, dijo que había vendido aproximadamente 13.000 unidades de la anterior generación desde su lanzamiento en 2011.
Como todo kei car que se precie, el Minicab EV tiene unas dimensiones muy contenidas: mide sólo 3.395 mm de largo, 1.475 mm de ancho y 1.915 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.390 mm. Aún así, gracias a las formas de su carrocería, el espacio está muy bien aprovechado.
Mitsubishi ofrece el Minicab EV en versiones de 2 y 4 asientos, aunque en este caso se priorizará la versión biplaza por su mayor espacio de carga. Puede almacenar 14 cajas de 600 mm x 450 mm x 450 mm, con una capacidad de carga máxima de 350 kilos. El cajón de carga mide 1.840 mm de largo por 1.300 mm de ancho y 1.230 mm de alto. 
Tanto el motor como la batería de alta tensión son de nueva generación. El Minicab EV de la generación actual tiene una batería de 20 kWh que ofrece una autonomía de 180 kilómetros según el ciclo WLTC, suficientes para las rutas de entrega diarias. El motor eléctrico (YA1) ofrece 42 CV (31 kW) de potencia y 195 Nm de par. El fabricante japonés dice que cargarla rápidamente al 80% tarda aproximadamente 42 minutos.
Además de ayudar con las tareas logísticas de último kilómetro, este pequeño vehículo eléctrico tiene dos ventajas fundamentales: no genera emisiones de gases contaminantes y es muy silencioso. No sólo por su propulsor eléctrico, sino también por su bajo ruido de rodadura gracias a su pequeño tamaño.
Habiendo comprado 3.000 unidades de una tacada, suponemos que Mitsubishi le habrá hecho precio a Japan Post. En el caso de los clientes particulares, el Minicab EV cuesta unos 13.900 euros al cambio actual para la versión de 2 plazas y 14.200 euros al cambio para la versión de 4 plazas. Eso sí, aunque a más de un europeo le gustaría tener kei cars, solamente se vende en Japón.
Redactor y probador de Híbridos y Eléctricos, desde 2019 cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.
Temas

source

Relacionadas