Stellantis ensamblará baterías para eléctricos a 10 km de la Puerta del Sol

Tras los primeros pasos dados el pasado 6 de mayo, las nuevas instalaciones de ensamblaje de baterías de Stellantis Madrid empiezan a trabajar a velocidad de crucero, tras meses de trabajo intenso en los que se han construido las nuevas instalaciones y se ha formado a todo el personal. Su papel es esencial, pues esta planta abastecerá a todos los Citroën C4 y C4 X eléctricos, que se fabrican en exclusiva mundial en la planta madrileña.
Las instalaciones de ensamblaje de baterías están ubicadas junto a la planta de montaje, en el complejo industrial que Stellantis tiene en Villaverde, a menos de 10 kilómetros al sur de la madrileña Puerta del Sol.
Dice Citroën que la construcción de estas instalaciones se ha hecho necesaria debido al aumento en la demanda de las versiones eléctricas de los Citroën C4 y C4 X, dos coches que se fabrican en la planta madrileña, desde donde se exportan a todo el mundo.
Esta nueva planta de ensamblaje ocupa una superficie de 2.000 metros cuadrados y tiene una capacidad de producción anual de 50.000 baterías. El objetivo con estas nuevas instalaciones es mejorar la logística y aumentar la eficiencia de la producción, además de poder adaptarse mejor a las fluctuaciones en la demanda.
Estas baterías están compuestas por 17 módulos de iones de litio, gestionados por una unidad de control electrónico (BMU). Cada batería ofrece una capacidad total de 54 kWh y tiene peso de 340 kilos. Antes de ser instaladas en los vehículos, las baterías son sometidas a rigurosos controles de calidad que aseguran su óptimo funcionamiento, para lo cual se ha equipado a la fábrica con las últimas tecnologías en testeo eléctrico y estanqueidad. En estas instalaciones se ensamblan las baterías, pero sus celdas se fabrican en el extranjero.
Los ë-C4 y ë-C4 X eléctricos presentan aproximadamente el 25% de la producción diaria de la fábrica, llegando a picos de más del 50% en determinados momentos.
En nuestro país, estos dos modelos acumulan 521 matriculaciones en lo que llevamos de 2024, de las cuales 363 corresponden a particulares. Contabilizando el ë-C4 como un único modelo, aunque realmente sean dos, se coloca como el 7º eléctrico más vendido en España entre enero y mayo de 2024.
Eso sí, estos dos eléctricos están bastante alejados de los primeros puestos. En cabeza, con 3.425 unidades, está el Tesla Model 3. Le siguen el Tesla Model Y (2.105), el MG4 (1.075) y el Volvo EX30 (995).
La planta de Madrid da un paso significativo hacia la electrificación completa, siguiendo el plan Dare Forward 2030 de Stellantis, que tiene como objetivo vender exclusivamente turismos 100% eléctricos en Europa a partir de 2030. Este ambicioso plan refleja el compromiso de la empresa con la movilidad sostenible y la reducción de la huella de carbono en toda su cadena de producción.
En línea con estos objetivos de descarbonización, la planta de Stellantis Madrid cuenta con 15.000 placas solares montadas en el techo y otras 2.000 sobre marquesinas, que permiten cubrir el 36,4% de las necesidades de electricidad de la planta de manera limpia y sostenible. Con una potencia instalada de 7,8 MWp, este sistema contribuye significativamente a la reducción de emisiones de carbono y a la eficiencia energética de la planta.
Redactor y probador de Híbridos y Eléctricos, desde 2019 cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.

source

Relacionadas