Tamaño de un SUV del segmento C a precio de segmento B: los dos grandes secretos del nuevo Dacia

Con el nuevo Bigster, Dacia pretende ofrecer una señal clara de calidad que le permita competir con marcas generalistas como Skoda, Peugeot o Hyundai. Aunque aún no se ha presentado oficialmente, y no se han revelado sus detalles completos, la marca anuncia que competirá en términos de calidad de materiales con sus rivales generalistas, especialmente en sus versiones mejor equipadas.
La colaboración con Renault ha permitido a la marca rumana dar un paso adelante en su gama de modelos. Aunque los precios han aumentado a la par que los del resto de la industria, Dacia se compromete a mantener sus tarifas por debajo de la media. El Bigster marca un salto de calidad para Dacia. Estará disponible exclusivamente en versiones de cinco plazas, para no canibalizar las ventas del Jogger, que es el único modelo de la marca que ofrece esta opción.
El Dacia Bigster está basado en la plataforma CMF-B, una arquitectura multienergía que le permite seguir los pasos del Jogger y del nuevo Duster, ofreciendo versiones híbridas ligeras (MHEV), híbridas no enchufables (HEV) y GLP. Esta no es por lo tanto una novedad en la marca, que poco a poco va adoptando tecnologías de electrificación que finalmente le llevarán a ofrecer modelos exclusivamente eléctricos.
Tampoco será una novedad su diseño, que sigue el lenguaje iniciado en sus últimos lanzamientos y que llama la atención por el cambio que supone respecto a la antigua Dacia.
Pero sí lo es su longitud, de aproximadamente 4,6 metros, una de las características importantes de este nuevo modelo. Es unos 10 centímetros más largo que la del Duster, compitiendo en el mercado con el Citroën C5 Aircross, de 4,5 metros de largo y el Skoda Kodiaq, que mide 4,74. Al situarse entre estos dos modelos, el Bigster busca captar la atención de quienes buscan un coche de este tipo ofreciendo una opción intermedia en tamaño.
Aunque este C-SUV no incluye mucha más tecnología sobre la que sí ha sido novedad en el Duster, ofrece una calidad de materiales superior a la de su hermano pequeño. A pesar de esto, el precio seguirá siendo atractivo. Si bien todavía no se conocen detalles sobre la gama de este nuevo SUV, se estima que debería costar alrededor de 3.000 euros más que el Duster, al menos en la versión de acceso
Por lo tanto, el Dacia Bigster más barato costaría algo más de 22.000 €, algo por encima de la versión de gasolina de 100 CV del Duster. Esto lo convierte en un SUV muy asequible para su tamaño, más barato que la competencia. Eso sí, un Dacia Bigster con equipamiento de alta gama podría rondar los 30.000 €, un precio hasta hace poco inesperado para un coche de esta marca.
El lanzamiento del Dacia Bigster está previsto para el mes de octubre, momento en el que se mostrarán las características definitivas del coche, la gama disponible de motorizaciones y equipamientos y los precios. Con la oferta ya en firme, se espera que la comercialización y las primeras entregas se realicen en la primavera de 2025.
Redactor y probador especializado en vehículos eléctricos y movilidad sostenible. Escribe en Híbridos y Eléctricos desde 2017. Es ingeniero de Caminos por la Universidad Politécnica de Madrid y Técnico especialista en vehículos híbridos y eléctricos por la SEAS. Ha trabajado en medios como Movilidad Eléctrica y Km77.
Temas

source

Relacionadas