A España se le escapa la Gigafactoría de baterías de Renault "por falta de clientes interesados"

Renault decidió dividir su negocio en dos entidades. La primera mantiene el nombre de Renault y se centra en vehículos eléctricos. Con ella trata de dar respuesta a un mercado que, en Europa, tiene un potencial de 2,5 millones de clientes. La segunda es HORSE, participada también por el Grupo Geely, relacionada con los motores de combustión, las cajas de cambio y los motores híbridos. Su creación responde a la necesidad de mantener vehículos de combustión fuera de Europa, especialmente en los países emergentes, con un mercado de dos millones de vehículos.
En España, 3.500 trabajadores han sido transferidos a esta División provenientes de las plantas de Motores de Valladolid y de cajas de cambio de Sevilla. Madrid ha sido seleccionada como la sede de HORSE en España, lo que subraya el papel estratégico del país en las operaciones de la firma que opera en siete países: Argentina, Brasil, Chile, Portugal, Rumanía, España y Turquía.
A pesar de esta importante actividad de Renault en nuestro país, el grupo francés ha descartado, «por el momento,» construir una gigafactoría de baterías en España, ya que actualmente no tienen un cliente al cual venderle el producto, según ha declarado Josep María Recasens, director general del grupo francés en España. Recasens explicó que su prioridad se encuentra en el norte de Francia, y no considerarán otras opciones hasta que sus fábricas allí estén operando a plena capacidad.
Actualmente, Renault está concentrado en desarrollar y aumentar los pedidos de baterías en su ‘Renault ElectriCity’, una «ciudad eléctrica» fundada en 2021 en el norte de Francia que incluye tres plantas: Douai, Maubeuge, y Ruitz. En estas instalaciones, se producen vehículos completamente eléctricos que luego se distribuyen por toda Europa.
Este complejo industrial tiene como objetivo producir 400.000 vehículos eléctricos al año para 2025, con la colaboración de la planta de Cléon, cerca de Rouen, que suministra los motores para el nuevo Mégane E-TECH Electric.
En esta ubicación, Renault fabrica sus vehículos 100% eléctricos. Entre ellos destacan el Renault 5 y el Renault 4, dos de los modelos más esperados por ser herederos de auténticos iconos de la marca y por la promesa de un precio de venta asequible, con los que logrará la paridad con los propulsados por motores de combustión en 202.
En la fábrica de Maubeuge, se produce el nuevo Kangoo, lanzado en 2021, junto con otros modelos de Nissan y Mercedes, y otros coches eléctricos de socios cuya colaboración está aún por definirse. Para 2025, las plantas de la división ElectriCity serán neutras en carbono, al igual que todas las plantas europeas de Renault para 2030.
La ubicación de las plantas de Renault en el norte de Francia no es fortuita y refleja los esfuerzos de reindustrialización del país a los que también se han sumado otras marcas francesas como Peugeot, Darracq y De Dion-Bouton. En 2021, Automotive Energy Supply Corporation anunció la construcción de una fábrica de producción de celdas de baterías con una inversión de 2.000 millones de euros. Se espera que esta gigafactoría alcance una capacidad de producción anual de 24 GWh para 2030.
El norte de Francia, y en particular la región de Hauts-de-France, ha sido una potencia industrial del país durante mucho tiempo. Durante más de un siglo, fue un centro clave para la fabricación de textiles, carbón, acero y automóviles. Actualmente, la zona sigue albergando plantas de fabricación de siete empresas automotrices, incluidas Renault, Stellantis y Toyota, además de una amplia gama de proveedores del sector.
Equipo de redacción de Híbridos y Eléctricos, medio de referencia en España en información especializada del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.
Temas

source

Relacionadas