Suenan rumores de renovación para el Tesla Model S, esto es lo que sabemos hasta ahora

Los coches, al igual que cualquier otro producto del mercado tiene una obsolescencia y un ciclo de vida de cierta cantidad de años. Es habitual que las marcas renueven sus productos con el único propósito de mantenerlos actualizados frente a la cada vez más numerosa competencia. En el sector de la automoción, lo normal, es que un coche haga cambio de generación cada 8 o 10 años, aplicando un lavado de cara previo a los 3 o 4 años de iniciarse el ciclo comercial. El Tesla Model S no cumple esas reglas. La berlina eléctrica americana acumula más de una década a la venta y nada indica que vaya a cambiar rápidamente.
Tesla ha sido la compañía que ha cambiado la forma en la que concebimos la movilidad. El coche eléctrico ya no es un sueño, es una realidad. Millones de vehículos impulsados con baterías recorren millones de kilómetros al año para normalizar un formato sostenible y, en muchos casos, posible. Coches eléctricos ha habido muchos, pero el Model S fue, por decirlo de alguna manera, el gran precursor del cambio. Tras el Roadster, fue el primer coche de producción masiva de Tesla. El primer coche eléctrico del mundo que hizo posible alejarse de la combustión, aunque tras él se escondía la red de carga más poderosa y dominante de todo el mundo. A día de hoy todavía lo hace.
Corría el 2012 cuando el Model S salió a la venta y desde entonces se han aplicado sucesivos e importantes lavados de cara. El primero en 2016 y el segundo en 2021. Sin embargo, en ninguno de los dos casos podemos hablar de una nueva generación ya que no se ha realizado un cambio de plataforma. La berlina se sigue apoyando sobre la misma estructura después de 12 años. En sí hay que reconocer que sigue siendo uno de los modelos más recomendables dentro de la categoría, pero sus ventas han caído a lo largo de los últimos ciclos. Tampoco ayuda su elevado precio de venta, en España el mínimo alcanza los 92.990 euros. Ya no es el coche accesible que todos conocíamos, aunque sigue siendo un gran coche tal y como te contamos en nuestra prueba.
En 2023, Tesla vendió poco menos de 69.000 unidades combinadas del Model S y el Model X. Una mínima parte de lo cosechado por la empresa. En comparación, los Model 3 y Model Y cosecharon más de 1,74 millones de matriculaciones en todo el mundo. Sí, el Model S sigue teniendo cierta repercusión para la compañía, pero podría decirse que Elon Musk no tiene mucho interés en actualizar un producto que apenas se vende. Sin embargo, desde Estados Unidos llegan rumores de un posible cambio. Se dice que Tesla está trabajando en un coche completamente nuevo construido sobre una nueva plataforma. Internamente se conoce como proyecto “Redwood”.
Si todo sale como se espera, debería ver la luz el año que viene, aunque por el momento no ha sido interceptada ninguna unidad de pruebas ni nada que se le parezca. Esta plataforma, podría destinarse a otros modelos, entre ellos el Model S. Al menos dos modelos con código NV9X. Se especula con la posibilidad de que no todos tengan aspecto SUV o crossover. El rumor más generalizado es que el primer modelo en hacer uso de esta nueva estructura será el esperadísimo Tesla Model 2. La información al respecto ha sido mucha y muy variada, desde la cancelación del proyecto al lanzamiento en 2025. Por el momento no hay nada concreto. Sólo sabemos que el próximo 8 de agosto saldrá a la luz el robotaxi. Un proyecto por el que Elon Musk ha apostado personalmente. 
En estos momentos, la compañía se encuentra en plena guerra interna. El primer trimestre ha sido malo en cuanto a balance comercial, menos rentabilidad y menos ingresos. Eso ha supuesto un cambio de estrategia. Tesla ha despedido a casi el 20% de su plantilla a escala mundial, incluyendo a todo el departamento de Superchargers. Las peleas también llegan al despacho general. Elon Musk está pendiente de recibir la mayor compensación económica de la historia. Más de 55.000 millones de euros por hacer de Tesla el motor del cambio y el mayor fabricante de coches eléctricos del mundo. Sin embargo, no todo el mundo concede al magnate americano dicho estatus. Muchos accionistas se están poniendo en contra de aprobar la retribución. El cruce de declaraciones está subiendo de tono semanas antes de una votación que se antoja crucial para la compañía.
Ingeniero de carrera y periodista de motor por placer y pasión. Redactor de Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.
Temas

source

Relacionadas