BYD está arrasando en China y Xiaomi va a copiar su motor más puntero para tener el mismo éxito

Nació a raíz de un proyecto que, tal y como admitió su propio CEO sin tapujo ninguno, se inspiró de manera total en Tesla y cómo la firma de Elon Musk llegó de la nada para situarse entre los fabricantes más punteros del mundo, pero ahora el objetivo de BYD se ha diversificado y quiere empezar a absorver toda la cuota de mercado posible en China, para lo que se ha fijado en la marca que más éxito está teniendo en su país.
Esta no es otra que BYD, que gracias a unos coches eléctricos muy tecnológicos pero de acertado precio y a una tecnología híbrida enchufable que brinda grandes cifras de autonomía y reducidos consumos de carburante, ha conseguido convertirse en la marca que más ventas cosecha en China.
No sobstante, la tecnología que de verdad está llevando a la marca a pasarse a lo eléctrico a todo tipo de perfiles de comprador es su tecnología DM-i, cuya cuarta generación ya ha llegado a España de la mano del BYD Seal U, pero que en China ha estrenado recientemente su quinta iteración.
Estas sobresalientes cifras no han pasado desapercibidas para Xiaomi, según los últimos rumores que llegan desde China. No se trata de una información confirmada por la propia marca, pero según se indica, el gigante chino ha tomado nota de la esta exitosa fórmula de motores de BYD, que, por momentos acapara tantas matriculaciones que es necesario sumar las ventas de los 10 siguientes fabricantes para amontonar el mismo volumen.
Por esto, para el desarrollo de su próximo modelo, un coche de tipo SUV, Xiaomi estaría contando con incorporar una mecánica de este tipo a su oferta, aunque no se tiene claro si sería un híbrido enchufable al uso o de uno que funcionase como un eléctrico y que su motor térmico sólo sirviera para recargar la batería o mandar electricidad al propulsor eléctrico.
Es cierto que las cifras que conocemos de la quinta generación de estos sistemas tienen homologación bajo el impreciso ciclo CLTC, pero es difícil no hace caso a los 2.100 kilómetros de autonomía y 2,3 litros de consumo medio que anuncia BYD en China en los Qin y Seal 06. De los dos modelos, el segundo tiene grandes probabiidades de estar entre los candidatos elegidos por la marca para ampliar su cartera de productos en Europa.
De momento, no obstante, los españoles se tienen que conformar con el único híbrido enchufable que la marca tiene a la venta, el Seal U, un SUV del segmento D que teniendo en cuenta su tamaño, contenidos consumos y más de 1.000 kilómetros de autonomía entre su batería y motor de gasolina, resulta realmente barato. Parte ligeramente por debajo de los 35.000 euros, lo que comparado con los más de 50.000 euros de su rival más directo, el Toyota RAV4, hace que sea toda una ganga.
Redactor y probador en Híbridos y Eléctricos desde 2019. Es técnico superior en Urbanismo y Obra Civil y empezó su carrera en periodismo del motor co-fundando su propio sitio web. Amante incondicional del automóvil y toda la tecnología que lo rodea.
Temas

source

Relacionadas