Es la marca de coches eléctricos más conocida, pero ¿cuántos coches ha vendido Tesla desde que se creó en 2003?

En este texto no vamos a entrar en profundidad en la historia de Tesla como compañía, pero sí necesitaremos poner algo de contexto, así que daremos unas pinceladas. Empezando por el principio, hemos de saber que Tesla Motors tiene más de veinte años de vida, aunque no tantos como fabricante de coches de verdad. La pregunta es: ¿Cuántos coches eléctricos ha fabricado Tesla en todo este tiempo?
Tesla Motors fue fundada en julio de 2003 por Martin Eberhard y Marc Tarpenning. Más adelante se unieron JB Straubel, Ian Wright y un tal Elon Musk, que a la postre se consideran cofundadores de la compañía.
Sin embargo, no fue hasta 2008 cuando empezó a fabricar su primer coche: el Tesla Roadster. Era un biplaza eléctrico basado en el Lotus Elise, aunque tenía numerosas modificaciones. Tesla hizo tantos cambios sobre el coche original que algunos fueron un auténtico dolor de cabeza, tanto a nivel de homologación como de costes. Del Tesla Roadster se fabricaron 2.450 unidades, una cantidad que ahora apenas representa una pequeña muesca sobre el total.
Y es que, desde el inicio de la producción del Tesla Model S en el año 2012, la empresa estadounidense ha vendido más de seis millones coches eléctricos en su corta trayectoria (recordemos que es uno de los fabricantes en activo más jóvenes de la industria).
Tras haber entregado 443.956 vehículos en el segundo trimestre de 2024, Tesla ha vendido un total de 6.227.920 coches eléctricos desde 2012 (y hasta el 30 de junio de 2024). Ahí no se incluyen el puñado de Roadsters que se vendieron antes de 2012, aunque como decíamos, suponen una porción mínima.
Otro aspecto interesante es que la mayor parte de estas entregas, la inmensa mayoría, se concentran en solo dos modelos: el Tesla Model 3 y el Model Y. El primero popularizó de verdad el coche eléctrico a nivel mundial. El segundo, con carrocería SUV, llevó el éxito un paso más allá y se convirtió el año pasado en el coche más vendido del mundo, por delante del Toyota RAV4. Algo que nunca había conseguido un coche eléctrico.
La marca tiene ahora una capacidad productiva de unos dos millones de coches al año, cifra que podría quedarse otra vez a las puertas este año, tras la reducción en la demanda de los últimos meses. No obstante, Tesla piensa en la producción a largo plazo y acaba de conseguir los permisos para ampliar su fábrica europea, la Giga Berlín.
No deja de ser curioso que la trayectoria de Tesla se resumiera en cuatro puntos en una carta publicada por Elon Musk en agosto de 2006 bajo el nombre ‘El plan maestro secreto de Tesla Motors (entre tú y yo)’. Puedes leer el original en The Secret Tesla Motors Master Plan (just between you and me). El objetivo último era crear un ecosistema sostenible alrededor del vehículo eléctrico, incluyendo productos fotovoltaicos para el autoconsumo y baterías.
En este tiempo, las cosas no siempre han salido bien (o no han salido bien a la primera), pero han acabado saliendo. Los objetivos ahora son otros, como también son diferentes el contexto de la industria, la economía y la sociedad. Entre los desafíos que Tesla tiene por delante está la creación de una plataforma de nueva generación para tener un coche más asequible, el hipotético Model 2 que nunca llega, junto con un nuevo proceso de fabricación que reduzca aún más los costes.
Pero también la creación del taxi autónomo (o Robotaxi), que se presentará el próximo agosto, junto con un despliegue todavía más avanzado de la conducción autónoma. La inteligencia artificial y la capacidad de computación son dos campos donde Tesla tiene mucho potencial, y para ello está construyendo un enorme superordenador con más de 50.000 GPUs de última generación de Nvidia de última generación.
Redactor y probador de Híbridos y Eléctricos, desde 2019 cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.
Temas

source

Relacionadas