Esta no la viste venir: BMW podría 'copiar' estos puntos que hacen tan especial al Hyundai IONIQ 5 N

BMW está trabajando arduamente en el desarrollo de su primer M eléctrico de ‘pura cepa’. Hasta ahora se han dejado ver algunos modelos eléctricos junto a esta particular letra. Sin embargo, esto podría catalogarse de mera puesta a punto, ya que desde la compañía no los consideran como unos ‘auténticos M’. 
Este esperado BMW M ‘puro’ es algo que llegará alrededor del año 2026 y se espera que venga de la mano del nuevo BMW i3 Neue Klasse que se estrenará el próximo año 2025. A priori, todo apunta a que este primer M eléctrico será una alternativa ‘cero emisiones’ para el M3 de gasolina actual. 
No obstante, pese a que BMW sabe hacer bien sus modelos más prestacionales (de esto no cabe duda), lo cierto es que en unas recientes declaraciones de Frank Van Meel al medio Top Gear, han dejado abiertos varios cauces a este respecto. 
Concretamente, el directivo elogió las aptitudes y las capacidades del IONIQ 5 N ante el mencionado medio. Lejos de los que muchos consideran como una ‘herejía’, el modelo coreano es capaz de emular a la perfección ciertas sensaciones de conducir un coche térmico deportivo. Tal es el caso de las marchas simuladas o el sonido dinámico, entre otras cosas. 
“Es necesario tener retroalimentación en el coche. Si estás en la pista, no tienes tiempo para mirar el velocímetro o el tacómetro. Si estás compitiendo, si te tomas el tiempo de mirar la pantalla, dos coches te adelantarán. Entonces, lo que quieres tener es una forma de saber en qué marcha estás, una forma de sentir las revoluciones”, aseguró Van Meel. 
Lo más sorprendente de estas declaraciones es que, hasta hace sólo unos meses, Frank Weber, jefe de I+D de BMW, aseguró que la marca había descartado la idea de simular el sonido de un motor térmico en sus M eléctricos del futuro. “Creo que no estaría en línea con lo que caracteriza a BMW”. 
No obstante, en aquel momento, Weber sí dejó la puerta abierta a incluir la simulación en el cambio de marchas, aunque, según afirmó, eso no estaba en la lista de tareas pendientes en el desarrollo del coche. “Para emular que tienes marchas fijas y las cambias, probablemente podamos hacerlo por la tarde, después de haber terminado con otras cosas más importantes”, afirmó el directivo en tono de broma.
Ahora, Van Meel parece tener una perspectiva diferente sobre todo esto, especialmente en este mencionado último apartado. “Hay que encontrar una conexión con el cerebro del conductor sin obligarlo a mirar el velocímetro. Por eso creo que lo que ha hecho Hyundai, con la simulación de marchas y el sonido (que es en lo que ya estamos trabajando) es el camino a seguir”. 
Con todo ello, queda claro que el futuro BMW M eléctrico ‘puro’ tomará para sí elementos hasta ahora considerados algo arriesgados en una firma como la de Múnich. No obstante, puede ser una buena solución para, como dice el directivo, afrontar momentos de alta competición sin tener que mirar el velocímetro. 
Recordemos que BMW M está trabajando en su primer vehículo eléctrico, el cual ya es conocido que podrá superar incluso los 1.300 CV de potencia gracias a la inclusión de cuatro motores eléctricos (uno sobre cada rueda). Tal y como lo describió hace unos días Van Meel, este modelo “superará a todo lo que hayas visto” hasta ahora. 
Redactor en Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible. Fotógrafo profesional con experiencia en cualquier vertiente de la producción audiovisual. Técnico en Audiovisuales y Máster en Periodismo y Comunicación Digital por la Universidad Autónoma de Barcelona.
Temas

source

Relacionadas