Estas bicicletas eléctricas de hidrógeno pueden recargar 60 kilómetros de autonomía en poco tiempo

Las bicicletas eléctricas están sumando cada vez más adeptos y es un mercado que mueve mucho dinero en todo el mundo. Y al igual que ocurre en el área del automóvil y de la moto, el hidrógeno se plantea como alternativa a los coches eléctricos de baterías, aunque en el caso de las ebikes la solución para más factible que para otras formas de movilidad.
Esto ocurre porque, las bicicletas pedelec, utilizan el motor eléctrico como una asistencia a la pedalada, lo que quiere decir que el gasto de energía requerido es bajo. Y es que en Europa sólo está permitido este tipo de apoyo eléctrico y, en todo caso, la asistencia tiene que detenerse una vez que la bicicleta ha alcanzado los 25 kilómetros/hora.
Eso supone un ahorro de peso en cuanto al paquete de baterías se refiere, pero también, en este caso, para el depósito de hidrógeno que hay que instalar. En lo que concierne a las bicicletas eléctricas de HydroRide Europe AG, lo que se plantea es una gama Hyryd que funciona pila de combustible de hidrógeno, alimentándose de un pequeño depósito cilíndrico de 25 centímetros de altura.
Suficiente para que el motor eléctrico de 180 watios sea capaz de dar asistencia eléctrica al ciclista durante 60 kilómetros. Y a sabiendas de que el repostaje de hidrógeno requiere tan sólo unos segundos, frente a lo que se tardaría en recargar un paquete de baterías.
A la falta de puntos en los que encontrar hidrógeno, lo que la empresa ha presentado también es un generador compacto que, mediante paneles solares, es capaz de dar lugar a 20 gramos de hidrógeno verde por cada 200 mililitros de agua dulce, y en un tiempo aproximado de entre cinco y seis horas. Lo que quiere decir que podrías crear tu propio combustible en casa, que se meterá directamente a presión en el depósito.
La manera de funcionar de estos esquemas por pila de hidrógeno es mezclando este compuesto con el oxígeno, lo que da lugar a una reacción química interna que acaba generando la electricidad, y que no tiene emisiones nocivas para el medio ambiente.
Las bicicletas Hyryd de HydroRide responden a distintos tipos de diseños, aunque todas ellas están destinadas a un uso urbano. Hay una plegable que pesa menos de 20 kilos, otra más estilo ‘paseo’, y una tercera con un corte más atrevido.
En todo caso, alcanzan una velocidad de 23 kilómetros/hora con la asistencia eléctrica del motor, utilizan frenos de disco y responden a una autonomía de los citados 60 kilómetros/hora, dependiendo del nivel de ayuda al pedaleo escogido.
Una publicación compartida de HYRYD (@hydroride.eu)
Redactor de Híbridos y Eléctricos, cubriendo toda la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible. Licenciado en Comunicación Audiovisual y Ciencias de la Información por la Universidad de Málaga. Cursó el máster Comunicación y Periodismo Deportivo en la Universidad Europea. Además, ha trabajado en medios de comunicación del motor como Autopista, Motor1 y SoyMotor.
Temas

source

Relacionadas