La española Wenea aspira a instalar 5.000 puntos de carga hasta 2026

Hace unas semanas publicamos el listado de los líderes de la recarga en España y en ese top ten encontramos algunos operadores independientes de origen nacional. Uno de ellos es Wenea.
Con más 1200 puntos de recarga instalados a día de hoy en España y otros 300 en el Reino Unido se ha convertido en un referente de un sector muy atomizado. No en vano, el operador que más puntos tiene, Iberdrola, apenas llega a los 6.000. Lo que da idea de los números que maneja el sector. En el ranking que hicimos, de hecho, Wenea ocupaba el puesto número seis, precedido sólo por grandes players como la citada Iberdrola, Endesa, Repsol, EDP y Acciona.
“Para nosotros es un reto competir conta estos gigantes. Al ser una compañía independiente estamos 100% enfocados en el sector y en el cliente. Buscamos que todos los puntos de contacto con el usuario (infraestructura, plataforma, medio de pago) sean muy sencillos y muy userfriendly. Pero, además, al ser más pequeños tenemos la capacidad de tomar las decisiones de forma muy ágil y eso nos hace ser muy rápidos en la adaptación al mercado”, explica Alberto Cantero, CEO de Wenea.
Wenea pertenece al Grupo Diggia, compañía española fundada en 2002 con el foco en innovación sostenible (proyectos de energía renovable, eficiencia energética, Smart grids y redesd e recarga de vehículos eléctricos). Además de Wenea, componen el grupo SferaOne (constructora de activos de energías renovables) y Gamma Solutions (centros de innovación donde desarrollan la gran mayoría de los proyectos). “Wenea nace precisamente de un think-tank dentro de Gama Solutions en 2016 y empieza a operar como empresa en 2018 y a día de hoy estamos consolidados como uno de los principales operadores”, señala Cantero.
Aunque su apuesta principal es “dar cobertura y capilaridad a todo el territorio”, recientemente anunciaron que ya contaban con 70 puntos de recarga en Andalucía, convirtiéndose esta comunidad autónoma en la segunda en la que Wenea tiene desplegados un mayor número de cargadores, sólo precedida por Madrid. “Andalucía supone el 17% de todo el territorio nacional, el 18% de la población, cuenta con 24.000 km de vía y con 11.000 km de carreteras de alta densidad. Es una zona enorme y difícil de cubrir. Para nosotros es estratégico dar cobertura en el sur de Europa.”
Fuera de nuestras fronteras, su principal baza es Reino Unido. “Diggia está allí desde 2013 y nos resultaba natural entrar en ese mercado. Para poder operar allí tienes que conocer muy bien el país. No basta con poner un cargador y ya está. Operar es instalar una red con la tecnología adecuada, cobertura y un equpio local capaz de operar, soportar y construir”.
Reino Unido es muy interesante porque “es un mercado muy voluminoso, con más de 64 millones de habitantes, en el que la adopción de vehículo eléctrico va muy por delante de España y la concienciación con la sostenibilidad es muy importante”.
Volviendo a nuestro país, en enero de este año desde Wenea anunciaron la venta a Total Energies de 200 puntos de recarga rápida y ultrarrápida. “Nosotros aspiramos a continuar  expandiéndonos y para eso necesitamos fondos. Esta fue una operación muy concreta que nos sirvió para obtener capital para financiar ese objetivo”.
Entre sus planes, “seguir creciendo en número de clientes, en infraestructura y seguir evolucionando nuestro activo digital, nuestra plataforma y nuestra app que hemos desarrollado desde cero y que nos permite ser muy eficientes en recarga. De hecho, hay otros operadores que utilizan nuestra app. Para 2026, queremos alcanzar los 5.000 puntos de recarga en España, Portugal y Reino Unido”. Fundamentalmente de carga rápida y ultrarrápida, “tanto interurbana como urbana, porque de hecho queremos crear hubs urbanos de carga ultrarrápida”.
Y para conseguir esos objetivos, no se le escapa que tiene que superar algunos obstáculos comunes hoy a la gran mayoría de los operadores, a saber: complejidad administrativa y burocrática (administración local, autonómica y estatal) y lentitud en el acceso a la red eléctrica. “Todos los operadores tenemos muchos puntos de recarga esperando la cargar eléctrica”.
Todo ello sin olvidar que, como demanda, “falta formación por parte del usuario. Hay que cambiar la forma en la que nos relacionamos con la tecnología. No pueden repetirse las imágenes que vimos hace unos meses con las congestiones de Semana Santa. Si el usuario se informa y ve las alternativas que tiene, pueden evitarse esos problemas.”
Y antes de terminar, dos peticiones: “mejorar los incentivos para la compra del coche eléctrico. No ayuda que se prolonguen los Planes Moves tres días antes de su vencimiento porque frena la compra de los vehículos hasta que se confimaan las subvenciones y, por otro lado, es imprescindible desmentir los bulos en torno al coche eléctrico que está lastrando su expansión y frenando, por extensión, al resto del sector de la movilidad eléctrica”. 
 
 
 
Periodista y escritora, con una larga trayectoria vinculada al periodismo económico, la innovación, el emprendimiento y la gestión.
Temas

source

Relacionadas