Lo último de Wallbox: 200 km extras de autonomía en 10 minutos

Ni 50 ni 150. La última solución de recarga que ha presentado Wallbox puede suministrar 220 kW de potencia, lo que le convierte en uno de los más potentes del mercado, capaz de aportar hasta 200 km de autonomía a un coche eléctrico en apenas 10 minutos. Se llama Supernova 220 y tanto la producción como las primeras entregas están previstas para el tercer trimestre de 2024.
Así lo anunció la compañía el pasado 2 de julio a través de una nota de prensa con declaraciones del propio Enric Asunción, CEO y fundador de la empresa, “estamos observando un gran interés por parte de nuestros clientes en soluciones de carga con más potencia. Gracias a la experiencia y el conocimiento de mercado que hemos adquirido a lo largo de nuestra historia, hemos logrado desarrollar una nueva solución superrápida que es inteligente, fiable y de fácil despliegue. Supernova 220 reúne todas las características más demandadas tanto por nuestros clientes como por los administradores de redes de carga públicas”.
Con el lanzamiento de Supernova 220, el modelo más potente de la firma hasta ahora, Wallbox refuerza su red de uso público que incorpora soluciones que proporcionan entre 60 kW y, ahora, 220 kW de potencia.  Una red pública que se enmarca dentro de la estrategia de la compañía para cubrir todas las necesidades de carga del coche eléctrico, desde la residencial, con la gama Pulsar, hasta la comercial, con la línea eM4, de hasta 22 kW. En el horizonte, como nos reconocían hace apenas dos meses a Híbridos y Eléctricos, “liderar el mercado de carga de vehículos eléctricos”.
El destino principal del Supernova 220 son las electrolineras, estaciones de servicio y demás redes de carga públicos.
A nivel técnico, Supernova 220 es capaz de ofrecer 220 kilovatios de potencia en una huella compacta de solo 0.3 m². Gracias a la funcionalidad Split Charge permite dividir automáticamente la potencia de 220 kilovatios para que Supernova pueda cargar simultáneamente dos vehículos con 110 kilovatios cada uno. Está equipado con seis módulos de potencia y un algoritmo autodidacta que ajusta la energía de manera eficiente y reduce el desgaste, lo que prolonga su vida útil.
Según indican desde la compañía, la instalación del Supernova 220 es muy sencilla y es posible llevarla a cabo con una simple carretilla en lugar de una grúa debido a su peso reducido de 400 kilogramos, lo que la convierte en una de las opciones más ligeras del mercado actualmente. Además, Wallbox proporciona un programa de formación integral para facilitar el proceso tanto a clientes como a instaladores.
En términos de mantenimiento, el Supernova 220 ofrece eficiencia y bajos costes gracias a su diseño avanzado y telemetría 24/7. La capacidad de acceder a datos en tiempo real permite una rápida identificación y resolución de problemas, asegurando un funcionamiento continuo y optimizado del cargador.
La empresa, además, ofrece el Programa Wallbox Care, que asegura la configuración inicial, operación y mantenimiento óptimos del cargador con servicios personalizables, con agentes certificados que garantizan una operación segura, garantía extendida para cubrir reparaciones inesperadas y piezas de repuesto y soporte remoto a través de un servicio de atención al cliente.
El Supernova 220 ofrece, además, diversas opciones de pago, incluyendo códigos QR, lectores de tarjetas de crédito y autenticación a través de interfaces RFID y OCPP. 
Junto a la presentación del Supernova 220, Wallbox también ha dado a conocer el nuevo software SIRIUS Energy Intelligence, un gestor energético que permite distribuir de manera inteligente la energía entre distintos cargadores de la marca, eliminando uno de los problemas más comunes en las estaciones de carga pública en España: la falta de potencia que dificulta y ralentiza enormemente la instalación de cargadores súper rápidos.
Este gestor distribuye la potencia contratada, por ejemplo, en una estación de servicio, entre todos los cargadores instalados, optimizando así el uso de la energía disponible, previniendo una sobrecarga de la red y eliminando la necesidad de solicitar más potencia al instalar cargadores en una red de puntos de carga, lo que ahorra tiempo, reduce la burocracia y disminuye costes.
La solución distribuye de forma dinámica la energía tanto entre cargadores de corriente continua (DC) como de corriente alterna (AC), asegurando una utilización óptima de la energía disponible en las instalaciones, proporcionando un importante beneficio tanto económico como operativo. A medio plazo, según defienden desde la compañía, SIRIUS Energy Intelligence también permitirá la integración tanto de placas solares como de baterías de almacenamiento estacionario.
Estos lanzamientos se inscriben dentro de la estrategia de la compañía de origen catalán de seguir innovando  a la vez que impulsan sus productos más allá de nuestras fronteras, como el lanzamiento de Supernova 180 y Pulsar Pro en Norteamérica, la integración del cargador eM4 en los canales de ventas de Wallbox y la introducción de ABL Pulsar en los canales de ventas de ABL en Alemania.
Todo ello para avanzar en la senda marcada en el primer trimestre del año, cuando la compañía  generó ingresos por valor de 43,1 millones de euros, un aumento de aproximadamente el 23% frente al mismo periodo del año anterior, cuando las ventas alcanzaron los 35 millones de euros, consiguiendo un margen bruto del 39,6%, lo que supone una mejora de 600 puntos básicos respecto al anterior trimestre.
Periodista y escritora, con una larga trayectoria vinculada al periodismo económico, la innovación, el emprendimiento y la gestión.
Temas

source

Relacionadas