Porsche se ve obligada a reducir la producción de su primer coche eléctrico por falta de demanda

Durante sus primeros años de vida, el Porsche Taycan marcó un hito tras otro en cuanto a número de matriculaciones se refiere. En el año 2019 comenzó con sus ventas y en el año 2021 marcaba la proeza de superar tanto al Panamera como al 911, con un total de 41.296 entregas. Sin embargo, desde entonces ha encadenado una caída tras otra. 
En 2022 se vendieron 34.801 unidades, mientras que en 2023 sufrió un repunte alcanzando las 40.629 entregas. No obstante, 2024 apunta a que podría ser su peor año. Durante los primeros tres meses del presente año, las ventas del Taycan han caído un 54% con respecto al ejercicio anterior aún habiendo presentado su renovación el pasado mes de febrero. 
Tras esto, Porsche ha tenido que asumir un recorte en la producción del mismo, firmando para su coche eléctrico un único turno de trabajo en la fábrica de Zuffenhausen, según publican desde el medio Stuggarter Zeitung
Sin embargo, este recorte en el turno de su fábrica germana no afectará a los propios trabajadores, quienes conservarán sus empleos. Para ellos, Porsche quiere un mero “cambio estructural” en su factoría, cambiando así de puesto a su personal y no prescindiendo de ellos. 
No obstante, este movimiento sólo afectará a sus empleados fijos, los temporales sí verán peligrar sus puestos. De hecho, hace unas semanas, la compañía decidió no renovar el contrato a “varios cientos” de empleados temporales como método de supervivencia para la compañía.
La caída en el interés sobre los coches eléctricos es un hecho y son muchas las marcas que afirman estar sufriendo tales efectos. Sin embargo, Porsche no quiere ejecutar la táctica que han llevado a cabo otros fabricantes: bajar el precio de sus coches. Según afirman desde el mencionado medio, esto podría dañar el atractivo de la marca de lujo y a sus actuales propietarios al reducir el valor de sus vehículos.
En cualquier caso, Oliver Blume, CEO de la marca, cree que esta es una situación pasajera y que muy pronto retomarán el camino de los récords en ventas. Afirmó también que “actualmente, Porsche se encuentra en un ciclo de ventas en forma de ‘V’”. En los próximos años, la firma lanzará cuatro nuevos modelos que esperan que supongan el impulso definitivo para encauzar su trayectoria vista hasta ahora.
El nuevo Porsche Macan eléctrico es actualmente el faro de esperanza para la comapñía. El nuevo SUV ‘cero emisiones’ ya ha demostrado ser todo un filón para las ventas de la firma, pues el pasado mes de marzo ya contaba con más de 10.000 pedidos. Este modelo cuenta con un gran interés en China, aunque Europa y Estados Unidos también son regiones potenciales para este vehículos. 
Recordemos que el Macan eléctrico cuenta con un precio de salida en España de 85.382 euros. Mecánicamente cuenta con una potencia máxima de 408 CV, con la que es capaz de ejecutar el 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y presentar una autonomía de hasta 613 kilómetros, según su homologación en ciclo WLTP. ¿Será este el “rayo de esperanza” que espera Porsche para sus ventas? En los próximos meses saldremos de dudas.
Redactor en Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible. Fotógrafo profesional con experiencia en cualquier vertiente de la producción audiovisual. Técnico en Audiovisuales y Máster en Periodismo y Comunicación Digital por la Universidad Autónoma de Barcelona.
Temas

source

Relacionadas