XPeng no teme los nuevos aranceles europeos, pero ya piensa en construir una nueva fábrica

China infunde miedo al resto del mundo. La industria automovilística del país ha vivido un auténtico boom comercial y productivo. Cada vez más marcas hacen las maletas y miran al extranjero con la intención de ampliar su presencia en el resto del mundo. Europa, teme una oleada de lanzamientos que puedan poner en riesgo la situación de las marcas locales. Ante esta situación, el pasado 4 de julio entraron en vigor las nuevas tasas aduaneras aprobadas por Bruselas. No se espera que la medida tenga especial impacto en los fabricantes, aunque algunos, como XPeng, empiezan a plantearse la construcción de una fábrica en suelo europeo.
La semana pasada se activaron los nuevos aranceles a la importación de vehículos procedentes de China. Toda marca y todo producto es sensible de recibir un considerable aumento en los impuestos aduaneros. El caso más extremo es el del Grupo SAIC, que tendrá que pagar hasta un 48,1% de impuestos en todo vehículo nuevo que venda en Europa. Otros fabricantes como BYD han recibido un trato preferente al colaborar con la investigación europea. A pesar de haber aportado datos a los investigadores, XPeng ha sido sancionada con una tasa adicional del 20,8%, que se suma al 10% ya existente hasta la fecha.
Si bien los nuevos aranceles ya han entrado en vigor, Europa y China se han dado de margen hasta noviembre para negociar nuevos acuerdos y condiciones. Todas las marcas quieren seguir actuando con completa normalidad. Los precios de los coches podrían variar, aunque si lo hacen se espera que sea muy poco. Si bien China aparenta normalidad absoluta, muchos de sus fabricantes ya empiezan a tomar medidas que reduzcan o eviten dichos aranceles o los que estén por llegar. XPeng está considerando la opción de abrir una fábrica en el Viejo Continente.
La construcción de una fábrica es un proceso lento y costoso. Si bien el dinero no parece ser un problema, sí lo es el tiempo. Una factoría tarda, de media, entre 2 y 3 años en estar activa y operativa. Es un plazo demasiado amplio para una marca, pero, aún así, la inversión puede merecer la pena. XPeng ha prometido respetar los precios a todos los clientes actuales, a los que tienen reserva y a los que esperan la entrega. No subirán los precios, al menos por ahora. La participación de XPeng en Europa va en aumento gracias a productos tan interesantes como el XPeng G6. Cada vez más países cuentan con la participación oficial de la compañía, incluida España, donde aterrizará antes de que acabe el presente año.
Por su parte, NIO también está tomando medidas para paliar las consecuencias de las políticas defensivas europeas. La compañía se está expandiendo en Europa a través de su red de carga pública y mediante sus estaciones de intercambio de batería. La oferta de productos va en aumento y pronto llegará la primera de sus marcas baratas, Onvo. En cuanto a modelos contamos con unidades como la berlina NIO ET5 y el más reciente NIO EL8. Al igual que XPeng, NIO confía en que los aranceles tendrán poco impacto en las operaciones de la casa a corto plazo, pero la compañía ya trabaja en una nueva fórmula estratégica que contempla varias posibles acciones, incluyendo la construcción de una nueva fábrica en Europa.
Ingeniero de carrera y periodista de motor por placer y pasión. Redactor de Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.
Temas

source

Relacionadas