El SUV híbrido que Ebro va a 'fabricar' en España tendrá tamaño de Seat Ateca, precio de coche chino y 350 CV

La vuelta de Ebro al panorama autonovilístico español es una de las mayores noticias que el sector ha tenido durante este 2024. Se volverán a fabricar vehículos con la denominación de la mítica marca de camiones en su frontal gracias al acuerdo que han llegado sus impulsores con el fabricante chino Chery, y el modelo que más ventas puede llegar a acaparar será el Ebro S700.
Por cómo se ha dado el relanzamiento de Ebro en España, se puede decir que Chery ha ejecutado una estrategia muy similar a la que SAIC llevó a cabo con MG, pues al vender sus coches en Europa bajo una marca con la que el público ya está familiarizado, los dos fabricantes chinos dejan atrás uno de sus mayores lastres en comparación con los europeos: la falta de credibilidad y herencia.
Por dimensiones y tecnología, el S700 está destinado a robar matriculaciones a los C-SUV híbridos enchufables más populares a la venta en España gracias a un precio que aunque aún no se sabe, promete ser mucho más competitivo. De lo contrario no sólo el modelo estaría avocado al fracaso, sino la marca entera.
El Ebro S700 está basado sobre el Chery Tiggo 7 Pro y a su vez es muy similar al Dr 6.0, ya que este último modelo también se basa sobre el chino. Al igual que sucede con los coches de Chery, que se ensamblan en Italia cuando la mayor parte de sus pienzas llegan desde China, el Ebro S700 será fabricado (o ensamblado, mejor dicho) en las instalaciones que Nissan dejó libres en la Zona Franca de Barcelona.
Con respecto al modelo de procedencia italiana, el de la marca española tiene interior mucho más tecnológico y fresco en el apartado del diseño.
El S700 tendrá una longitud de 4,51 metros, por lo que en cuanto a dimensiones será similar a un Hyundai Tucson, un Kia Sportage o un Renault Austral, aunque sólo los dos primeros tienen una mecánica comparable al del S700.
De momento Ebro no ha facilitado demasiados detalles acerca del S700, pero sí ha confirmado que el modelo se moverá gracias al impulso de un esquema híbrido enchufable que tendrá un motor tubo de 1,5 litros de capacidad y cuatro cilindros para ofrecer un total de 350 CV. Con una carga completa de su batería, de la que no se ha confirmado tampoco la capacidad, la autonomía homologada en modo eléctrico se situará en “más de 90 kilómetros”, según ha dado a conocer la marca.
A pesar de contar con un tamaño similar a los de los Sportage y Tucson, lo cierto es que en cuanto a capacidad de carga, no se espera que el Ebro S700 destaque igual que los coreanos, cuyo maletero se sitúa en la zona de los 600 litros de volumen. A tenor de lo que ofrecen los Dr 6.0 y Tigger 7 Pro, el de la marca española debería ofrecer un volumen de unos 380 litros.
En cuanto a su precio, si los Tucson y Sportage parten del entorno de los 40.000 euros, el nuevo S700 de Ebro debería establecer su tarifa de partida muy por debajo de esta cota para poder llegar a robar ventas a los ya consagrados en el segmento, así como también captar la atención de quien en un principio no se plantearía un coche de este tipo por el elevado coste de de los modelos habituales.
En este sentido, el Ebro S700 debería tener un precio similar al visto en los MG HS Plug-In Hybrid, que parte de 32.440 euros antes de aplicar ayudas o descuentos, así como también del BYD Seal U, que en las mismas condiciones tiene un precio de 34.990 euros en la más básica de sus versiones.
Redactor y probador en Híbridos y Eléctricos desde 2019. Es técnico superior en Urbanismo y Obra Civil y empezó su carrera en periodismo del motor co-fundando su propio sitio web. Amante incondicional del automóvil y toda la tecnología que lo rodea.

source

Relacionadas