Jamás lo dirías, pero en estos 5 países se venden más coches eléctricos que en España

El año pasado se matricularon 54.421 coches eléctricos nuevos en España, un 73,4% más que el año anterior, que representaron el 5,6% del total de coches nuevos. El coche eléctrico tiene en nuestro país una de las cuotas de mercado más bajas de la Unión Europea, pero quizá lo más sorprendente es que nos superen países con menor renta per cápita o en vías de desarrollo, países que quizá nunca pensarías que venden proporcionalmente más coches de batería que España.
Sabemos de sobra que Noruega es el paraíso del coche eléctrico; casi ocho de cada diez coches nuevos que se venden en aquel país son eléctricos. También es muy destacable la penetración del eléctrico en países como Islandia (50%), Suecia (39%) o Dinamarca (36%). Y sabemos también que en China se venden más coches eléctricos que en el resto de países del mundo, todos sumados.
La media global se situó en 2023 en el 11,1%, con Noruega a la cabeza (72%), mientras que en la Unión Europea es del 14,6%. Ahora te vamos a enseñar cinco países donde, por raro que pueda parecer, los coches eléctricos ya tienen mayor protagonismo en el mercado que en España. Atento, porque te sorprenderá.
Rumanía es el segundo país con menor renta per cápita de la Unión Europea, con 17.030 euros de media, por delante solamente de Bulgaria. Es de los pocos países cuya renta se sitúa por debajo del 50% de la media de la UE-27, que alcanza los 37.760 euros. Y aun así, la cuota de coches eléctricos es más alta que en nuestro país. Eso sí, con máximo protagonismo de un eléctrico de bajo coste.
Los eléctricos tuvieron un año récord en 2023. Por primera vez, en Rumanía se vendieron más de 15.000 coches eléctricos puros en un solo año, lo que representa una cuota de mercado de aproximadamente el 11% de los coches nuevos (142.488 en 2023). Una importante subida respecto al año anterior, cuando representaron el 8%. Los más vendidos fueron el Dacia Spring, el Tesla Model Y, el Renault Megane E-Tech y el Volkswagen e-Up!
Turquía fue en 2023 el mercado con mayor crecimiento de ventas de coches eléctricos a nivel mundial, con una espectacular subida del 805% respecto al año anterior. Se vendieron cerca de 69.000 coches eléctricos puros, que representaron el 6,8% de cuota sobre el total. Y el objetivo para este 2024 es casi duplicar esa cifra y alcanzar las 120.000 unidades.
El éxito del coche eléctrico en Turquía no se puede explicar sin TOGG, una marca de eléctricos que fue una promesa de campaña de Recep Tayyip Erdoğan antes de las elecciones generales de 2023 para hacer un automóvil eléctrico nacional. Con el lanzamiento de su primer modelo, el TOGG T10X, han conseguido ser el fabricante de eléctricos más vendido del país, con 19.600 unidades. Tesla fue segunda con algo más de 12.100 coches.
Costa Rica es el país americano con mayor proporción de coches eléctricos con un 11,6% de cuota de mercado. Supera a los países más ricos del continente: Canadá (8,1%) y Estados Unidos (7,5%). Y la tendencia lleva un ritmo frenético.
En los tres últimos años, las subidas interanuales estaban siendo positivas, pero sin ser espectaculares: 25% en 2020, 46% en 2021 y 41% en 2022. Sin embargo, las ventas de eléctricos se dispararon un 204% en 2023, así que todo apunta a que esa cuota subirá con fuerza este año.
En Costa Rica, los eléctricos tienen ventajas y beneficios fiscales, pero son más o menos similares que en los países de su entorno, así que esto no supone una diferencia crucial. Además, los coches son bastante caros en relación al poder adquisitivo de la población. Cuatro de las cinco marcas más vendidas son chinas: BYD, Geely, BMW (alemana), JAC y MG.
Es un mercado pequeño, de unas 50.000 unidades anuales, pero mientras países de su entorno como Chequia, Hungría o Eslovaquia apenas se mueven alrededor del 2 o 3 por ciento de eléctricos, en Eslovenia los coches eléctricos superaron el 9% de cuota de mercado el año pasado, casi el doble que en España.
El eléctrico más vendido fue el Tesla Model Y (957 unidades), seguido del Tesla Model 3 (396), el Volkswagen ID.4 (286) y el Škoda Enyaq (251). Eslovenia ha experimentado un importante crecimiento económico en los últimos años, especialmente en el sector tecnológico, los servicios financieros y el turismo. El país ha fomentado las inversiones en investigación y desarrollo (I+D) en sectores punteros como la biotecnología y la ingeniería.
Este es probablemente el caso más singular, por no decir extraño. Como casi todos los países africanos, Etiopía tiene un índice de motorización bastante bajo (pocos coches por habitante). El país tiene una población de 126 millones de personas, pero el parque automovilístico es de solamente 1,2 millones de coches, según los últimos datos oficiales. La mayoría son antiguos, con más de veinte años.
Esto no impidió que el gobierno del país se propusiera electrificar su transporte. Se marcaron el objetivo de tener unos 150.000 coches eléctricos y alrededor de 50.000 autobuses de batería para 2030. Sin embargo, el Ministerio de Transporte y Logística anunció hace poco que ya se habían importado más de 100.000 coches eléctricos, en apenas dos años desde que comenzasen con sus ambiciosos planes de electrificación. A efectos prácticos, esto supone una cuota de casi el 9% sobre el total del parque móvil.
Algunos de los vehículos eléctricos populares en Etiopía provienen de importaciones no oficiales de China. Entre los modelos más populares se encuentran el Toyota bZ4X y los Volkswagen ID.4 e ID.6 (este último no se vende en Europa), además del Changan Benben E-Star y algunos eléctricos de Mercedes.
Redactor y probador de Híbridos y Eléctricos, desde 2019 cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.

source

Relacionadas